El defensor de las misas en español murió a la edad de 87 años

Murió Gilberto Chávez, el segundo obispo católico de ascendencia mexicana

San Diego.- Actualmente, es difícil imaginar una época en la que solo un puñado de iglesias católicas de San Diego ofrecían misas en español.

Esa época llegó a su fin el 16 de abril de 1974, cuando el papa Pablo VI nombró a Gilberto Chávez como obispo auxiliar de San Diego, apenas el segundo obispo méxico-americano en la historia de la iglesia.

“Cuando el obispo Chávez llegó a la diócesis, solo teníamos cinco parroquias donde se celebraba la misa en español”, dijo Enrique Mendéz, antiguo director de la oficina diocesana de asuntos hispanos. “Cuando se retiró, teníamos 52 parroquias con misas en español”.

Chávez, un nativo del sur de California que hablaba tanto en inglés como en español, murió el domingo a la edad de 87 años.

El venerado líder espiritual, fue recordado por colegas y amigos esta semana por sus cualidades humanas. Fue un feroz competidor en las canchas de racquetball, uno de los primeros defensores de la alimentación saludable, un campeón de los trabajadores agrícolas y los pobres, un colega reflexivo que trató de superar las barreras culturales.

0 0 vote
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments